Decreto del Año 1920 de la Coronación Pontificia de la Sagrada Imagen

 

Rafael del título de Santa Práxedes, de la Santa Iglesia Romana Cardenal Presbítero Merry del Val, Archipresbítero de la santa Basílica Patriarcal del príncipe de los Apóstoles en la ciudad de Roma, Prefecto de la Sagrada Congregación de la reverenda Fábrica, y el Capítulo y los Canónigos.

Al Excmo y Rdmo. Señor Alberto Vassallo de Torregrossa, Arzobispo de Hemesen, Nuncio Apostólico en la República Argentina, salud en el Señor:

A nuestro capítulo, al cual pertenece el derecho y el honor de coronar las sagradas imágenes de la madre de Dios, célebres, ya por la antigüedad del culto, o por la abundancia de sus prodigios, hacen seis años los Rdmos. Sres. Pablo Padilla, Obispo de Tucumán y Gregorio romero, Obispo de Salta, expusieron que se veneraba en la ciudad de Jujuy, Diócesis de Salta, en esa muy ilustre República argentina, una preclarísima imagen de Nuestra Señora del Ssmo Rosario, bajo el título de Paypaya y Río Blanco, a la cual se le tributa suntuosamente culto con gran piedad y religión por los ciudadanos y pueblos vecinos por los innumerables prodigios y gracias que en el seno de sus devotos fieles, la piadosa madre derrama y por la antigüedad de su devoción.

Por cuya causa pidieron que la augusta imagen sea adornada por la corona de oro con que por Nuestro Capítulo suelen ser coronadas las imágenes prodigiosas de la madre de Dios.

Nosotros, juzgando entonces que en la misma imagen se encuentran todos los requisitos que se requieren para el honor de la solemne coronación, hemos dado un decreto el día 10 de agosto del año 1914, para que sea hecha la solemne coronación de la misma Ssma Imagen dando el cargo de la coronación al antes nombrado Rdmo. Señor Gregorio romero, Obispo de Salta. Mas como este murió el día 17 de septiembre del año pasado, por las presentes letras te damos el mismo cargo a Ti, Excmo. Rdmo. Señor, para que en el día que desees impongas la coronación de oro en la cabeza sacratísima de la muy insigne imagen o santa estatua (que tiene 65 cm de altura) de Nuestra Señora de Río Blanco y Paypaya. Mas por si por alguna causa fueras impedido para verificar este rito, te conferimos igualmente facultad para subdelegar a otro Obispo.

 

Dado en Roma el 25 de marzo

del año del Señor de mil novecientos veinte

Benedicto, Papa XV

Julio Maliezzi, Canónigo “ab actis” de Santa Cándida.

José Cascioli, Cancelario